• Annita Belluncci

Un estudio realizado por el neuropsicólogo escocés David Weeks, del Hospital Real de Edimburgo, aseg


Esta afirmación "no es una mera especulación”. Para llegar a esta conclusión, Weeks analizó durante diez años el comportamiento de 3.500 personas de diferentes edades.

Según este experto, la genética es responsable en un 25 por ciento de la apariencia juvenil, mientras que el 75 por ciento restante tiene que ver más con ciertos hábitos del ser humano, como por ejemplo la actividad sexual.

De hecho, las personas de entre 40 y 50 años que se mantienen más jóvenes tienen relaciones sexuales una media de tres veces por semana.

Sin embargo, a la hora de determinar el impacto que las relaciones sexuales tienen en nuestro aspecto, Week destaca la importancia que tiene la calidad del sexo que se practica.

"La calidad de la vida sexual en adultos mayores predice el estado de salud y de bienestar en general”, ha explicado Weeks.

Por tanto, se puede decir que para Week el coito es imprescindible para tener una vida plena.

Además, esta teoría asegura que los seres humanos que tienen relaciones sexuales satisfactorias se sienten anímicamente mucho mejor que aquellos que tienen menos compenetración o 'feeling' sexual.

Y es que este científico sostiene que el riesgo de mortalidad baja un 50 por ciento en quienes tienen cubierta su “cuota de orgasmos", dos veces por semana.

Los resultados de este estudio han desatado la polémica en el mundo de la medicina, ya que la mayoría de los especialistas sostienen que las causas del rejuvenecimiento pueden existir, pero deben buscarse más en lo psicológico que en lo orgánico.

Esta es sin duda una opinión basada en hechos, ya que las relaciones sexuales no desencadenan por sí solas ningún fenómeno físico que pueda relacionarse directamente con el rejuvenecimiento físico.

No obstante, sí es cierto que los individuos que tienen una actividad sexual satisfactoria se sienten mejor anímicamente y eso hace que transmitan a los demás una imagen más juvenil.

Ya sea por razones físicas u orgánicas, está comprobado que tanto los hombres como las mujeres que se sienten plenos sexualmente tienen mejor aspecto.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Síguenos

    Annita Bellumcci . Todos los derechos reservados.​